Sonance nació en 1983 cuando sus fundadores, Scott Struthers y Geoff Spencer, reconocieron la necesidad de una nueva solución de audio innovadora. No existía ningún producto o sistema que pudiera ofrecer un rendimiento acústico insuperable con una intrusión visual mínima. Fue esta revelación la que les llevó a inventar la categoría de altavoces arquitectónicos. Y el resto es historia. En la actualidad, la empresa sigue siendo de propiedad y gestión independientes, y tiene su sede en San Clemente, California, donde empezó todo. Han trabajado duro para construir una reputación inigualable en lo que se refiere a altavoces, pero también han creado una gama de soluciones tecnológicas para el hogar y la empresa, innovadoras y estéticas, que van mucho más allá del sonido.